El mundo desarrollado y tecnificado en el que los adolescentes están inmersos, debido a las altas horas de exposición al celular y/o computadora para ver video juegos y otras aplicaciones de entretenimiento; se ha convertido en una de las principales causas del sedentarismo, ocasionando un aumento en el sobrepeso y la obesidad.