Estrategias para fomentar la lectura en el Hogar

Escrito por  Lcda. Denisse Peñafiel Villagómez
Martes, 19 de Diciembre de 2017 09:50
https://www.marillac.edu.ec/blog/item/689-estrategias-para-fomentar-la-lectura-en-el-hogar

Las cifras del desinterés por la lectura a nivel local son alarmantes, según datos del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (Cerlalc), publicado en el 2012, cada ecuatoriano lee medio libro por año. Uno de los índices más bajos en relación a los 5,4 libros leídos por año, por persona, en Chile

Pero esta situación al parecer no siempre fue así. Nuestros abuelos cuentan cómo en el Guayaquil de antaño cada mañana y tarde se leían los diarios, como “El Universo”, “La Nación”, “El Telégrafo”, “La Hora” y nadie en el hogar se quedaba sin ojearlos. En diversos sectores de la ciudad se podían encontrar puestos de revistas donde se las alquilaban y vendían, entre las que se citaban: “Billiken”, “Ecran”, “Memín”, “Chanoc”, “Viruta”, “Capulina”, “Juan, sin miedo”, entre otras. ¡Hace algunos años leíamos, no como se lo hace ahora!

Los niños y jóvenes actualmente tienen una biblioteca en su bolsillo, pueden obtener un libro con un solo clic, y con un peso muy ligero, sin embargo, no todos tienen establecido el hábito de la lectura. El aula de clases y el hogar son rincones de lectura permanentes, es ahí donde debe intervienen la creatividad del docente y la del padre de familia para lograr que desarrollen el hermoso hábito de la lectura:

Existen varias estrategias que se pueden emplear desde el hogar para lograr este objetivo:

Fomente la lectura desde las primeras etapas del crecimiento de sus hijos,
Lea carteles, afiches, figuras que el niño observe en su habitación. Lea las caricaturas permitiendo que el niño le cuente lo que ve y sea él quien cree la historieta.

Predique con el ejemplo
Desarrolle el hábito de leer en casa y su hijo al verlo, seguro que lo imitará.

Lean juntos
Una divertida forma de motivarlo es que se sienta a gusto leyendo junto a usted, reirán, llorarán, se admirarán de diversos hechos que el libro presente. ¡Un verdadero disfrute! Recuerde hacer énfasis en la pronunciación y puntuación para transmitir adecuadamente la historia que se lee.

Tiempo para leer
Haga que la lectura con su hijo sea un encuentro inolvidable de máximo veinte minutos, así ambos mantendrán la emoción para el día siguiente.

Dele libertad para leer
Permita que él decida qué leer, no lo obligue por lo que usted como padre desea, permítale escoger el tipo de texto que su hijo prefiera, ¡se sentirá feliz!

Yo pregunto, tú respondes
Durante la lectura realice preguntas que lleven a respuestas del contenido leído e incluso escuche la reflexión que realice, no corrija, aporte con su idea sobre el tema y de esa manera ambos coincidirán en el mismo pensamiento.

Elabore pistas del libro
En este punto, usted debe leer el libro antes que su hijo; de esa manera podrá dejarle pistas, que su hijo irá descubriendo conforme lea. Esto incentivará la lectura de cualquier obra.

Construya una biblioteca
Organice una biblioteca en casa, permita que su hijo sea el diseñador y usted colabore con él en la búsqueda de los textos, decórenla, de esa manera se incentiva la práctica lectora.

Si usted sigue algunas de estas sugerencias seguro que su hijo:
Compartirá las experiencias con sus amigos para que también lean.
Desarrollará la memoria.
Resolverá diversas problemáticas con facilidad.
Mejorará su atención y concentración.
Enriquecerá su redacción, ortografía y su lenguaje, podrá intervenir con facilidad en conversaciones, paneles de discusión, debates y otros.
Se convertirá en un escritor.

“La lectura es una labor que involucra a la comunidad educativa por el desarrollo cognitivo que aporta al ser humano”.

Modificado por última vez el Martes, 19 de Diciembre de 2017 11:47
Lcda. Denisse Peñafiel Villagómez

Lcda. Denisse Peñafiel Villagómez

Licenciada en Informática
Docente de Desarrollo del Pensamiento, y
Directora y docente del área de Lengua y Literatura
U.E. Santa Luisa de Marillac